Cutting



¿Quiénes son los que se cortan?

 


Más allá del dolor o de lo que se puede sentir al cortarse el cuerpo, auto-flagelarse se está haciendo una práctica común entre los jóvenes. Se cortan los brazos, las muñecas, las piernas, o el abdomen. Pero ellos al cortarse lo que desean es que la luego de la herida, esta quede como una marca o una cicatriz, como para recordarse que se la hicieron por algún motivo.

Este acto se compara con el mito que se genera de los
 E.M.O, el cual supone que ellos se cortan de igual forma, pero este otro grupo no lo hace con las mismas intenciones que los EMO o como alguna gente dice: “ellos, ´los que se cortan´ si lo hacen porque tienen problemas, no como los otros niños emo…”.

Pero, ¿cómo se puede saber quiénes hacen esto? Es muy difícil saberlo, ya que las personas que lo hacen no necesariamente se distinguen, se ven como alguien “normal” casi nunca se les nota. Suelen usar ropa que les cubra las partes de su cuerpo, para hacer menos visible las heridas. Se les nota pero hasta cuando ya se pasan de la raya, y es obvio lo que hacen con su cuerpo.

Estas marcas pueden desarrollarse no sólo cortándose el cuerpo sino también, quemándose o mordiéndose.

“Cutting” podría ser una manera de encontrar alivio o sentirse a “gusto”. Es como que esta fuera la única forma de poder expresar lo que se siente hasta desahogarse y sentirse bien consigo mismo. Esta es la razón, pero no siempre, por la que se asocia a depresión, anorexia, problema con drogas o con bebidas. Por ello, es posible que los que se cortan no lo hacen por el hecho de que quieren ser diferentes a los demás, al hacerse tatuajes o cosas similares, sino que reflejan las heridas del alma al plasmarlas en su cuerpo.
carta-roja.jpg
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: